Alternativas Gratis al Microsoft Office


LibreOffice sea una de las mejores alternativa que te puedas encontrar en la red. De hecho, en su última versión ofrece por primera vez la posibilidad de colaborar en línea para editar un documento, convirtiendo a la 5.3 en una de las versiones más ricas en características de la historia de la aplicación.

La suite iguala muchas de las herramientas de Office, y cuenta con un editor de textos al estilo Word, una hoja de cálculos, una aplicación especial para operaciones matemáticas, otra para bases de datos, un editor de gráficos y una aplicación especial para presentaciones. Y claro, sus dos mayores virtudes siguen siendo que es gratuita y de código abierto.


www.openoffice.org/es/, el cual de hecho todavía sigue operativo aunque sin tanto ritmo en cuanto a sus versiones y novedades. Aún así, en su página web también te lo puedes descargar gratis por si quieres darle una oportunidad. 


Google Docs y el resto de la suite ofimática de Google que podemos encontrar en Google Drive se han convertido en una de las más sencillas y completas alternativas a Office. Es gratis y es online, lo que facilita enormemente el trabajo colaborativo, y tiene versiones móviles para que puedas editar documentos desde cualquier lugar.

Sin embargo la suite tiene dos primeros inconvenientes. El primero es que no tiene tanta variedad de aplicaciones como otras, aunque va creciendo, y el segundo es que carece de una versión descargable para escritorio, lo que lo hace demasiado dependiente de que estés conectado. Aún así, sigue siendo una buena alternativa, se integra con plataformas como Slack, y sólo necesitas tener una cuenta de Google para utilizarla.


WPS Office, anteriormente conocida como como Kingsoft Office, fue considerada siempre como "el office chino" debido a su enorme parecido con la suite de Microsoft. No es un proyecto de software libre o código abierto, pero pese a ser propietario sigue siendo gratuito para todo el que lo quiera usar. Además, es compatible con DOCX y XLSX para que no pierdas ni un mínimo dato al abrir archivos de la suite de Microsoft.

Es una suite básica que apenas tiene editor de texto, hoja de cálculos y presentaciones, pero poco a poco va mejorando, y en su última versión incorpora sincronización en la nube con espacio gratuito de 1 GB. Es multiplataforma con versiones oficiales para Windows, GNU/Linux, Android e iOS, y además de la gratuita incluye una edición empresarial que puedes comprar por 80 dólares.


Calligra es una aplicación un poco más centrada en ofrecernos herramientas de diseño, aunque también tiene las básicas necesarias como para ser considerada una buena suite ofimática. Se trata de una fork de KOffice compatible con Windows, macOS, Linux, FreeBSD, y que lleva siendo desarrollada desde 2010.

Utiliza el formato ODF (Open Document Format) para ser compatible con el resto de aplicaciones ofimáticas que apuestan por formatos abiertos. Tiene aplicaciones de diseño de flujos y diagramas, gráficos vectoriales y presentaciones, pero también otras clásicas como un gestor de tareas, una hoja de cálculo o un editor de documentos de texto.


SoftMaker FreeOffice es una herramienta que te interesará. Tiene versiones para Windows, GNU/Linux y Android.

Es una suite básica con un procesador de texto, hojas de cálculo y una herramienta de diapositivas. Tres únicas herramientas que serán más que suficientes para el usuario convencional, pero que quizá se le queden cortas a los más avanzados. También tiene una versión de pago con diccionario de sinónimos, mejor interfaz y compatibilidad con formatos más modernos de Microsoft.